info@teleradweb.com.ar

Av del Libertador 2442, 4º, Olivos (B1636DSR) - Buenos Aires, Argentina

O. (+54) 11 4711 8790


Buenas prácticas en la gestión de un centro de diagnóstico por imágenes

No es raro que a la hora de montar, implementar o actualizar un centro de diagnóstico por imágenes, una de las primeras preguntas que surgen sea: ¿cómo gestionar el servicio, el equipamiento, al personal, de manera tanto sencilla como rentable, costo-efectiva y sustentable en el tiempo?


Sabemos que la tecnología de última generación contribuye de manera sustancial a estos objetivos. Ya sea la incorporada en los equipos como en la manera de gestionarlos. Resultados que no se obtenían antes, imágenes que no se visualizaban o no lo hacían con la calidad necesaria, la mejora en los tiempos de obtención de los resultados, son algunos de los argumentos a la hora de repensar los sistemas. Ahora bien, ¿qué equipos o elementos elegir, cuáles me convienen, en qué aspectos incorporar tecnología y a por medio de qué etapas? 

Por ejemplo, más allá de las habilidades de los profesionales, ya sean técnicos o médicos, la elección del software o del hardware es fundamental y un aspecto que puede incidir en el modo de atención o en la productividad

Sin embargo, uno no siempre puede estar actualizado en tecnología de la misma manera que lo está en los avances médicos o académicos, ya que ambas son áreas diferentes que tienen sus propias velocidades y avanzan continuamente.

telerad_productividad

También es cierto, que tener recursos ocupados en mantenimiento, actualización y soporte de infraestructura quita el foco de lo que debería ser la meta principal de un centro de diagnóstico: la atención adecuada y profesional del paciente. Delegar estas tareas en empresas especializadas, ya sea de manera presencial o a través de la telegestión, permite re enfocar los recursos propios en otras actividades, por ejemplo de capacitación o desarrollo médico. 

Esta es la principal razón por la cual contar con un programa de consultoría es beneficioso para un centro de diagnóstico. La clave está en elegir alguien confiable que funcione como un socio más que como un proveedor, que tenga basta experiencia en la gestión de los servicios y real conocimiento de los procesos involucrados, tanto técnicos como del negocio. Y más que nada, que colabore aportando, instruyendo y controlando que se lleven a cabo como corresponden, las mejores prácticas de la disciplina.

 

[[ Tal vez también le interese leer:
Telegestión y teleducación en diagnóstico por imágenes ]]

 

Las mejores prácticas

Como venimos diciendo, el componente tecnológico es fundamental en la práctica radiológica y en el crecimiento de un centro de diagnósticos. Sin embargo, más allá de las firmas y los vendors, de contar con un buen sistema PACS, con un RIS integrado, de un aceitado sistema de reporting, entre otras incorporaciones tecnológicas —y no hablamos de ERP, para no volver a ceñirnos a la tecnología—, son las buenas prácticas de gestión de estos recursos las que hacen que estas innovaciones rindan verdaderamente sus frutos.

Algunas de las mejores prácticas para la gestión de sistemas de salud y, especialmente, de un centro de diagnóstico, podrían sintetizarse de esta manera:

En general, se considera que los pacientes son “pacientes de alguien”, del médico clínico, del especialista o del profesional de turno. En cambio, los que se acercan a un centro de diagnóstico suelen ser considerados “pacientes de otro”, lo cual no deja de ser cierto. Pero, el trato amable —entre médicos, técnicos, enfermeras y asistentes— debería hacer sentir al paciente que no es sólo un número o una orden de estudios. Lo ideal, es hacer sentir al paciente que quienes lo atienden en el centro de diagnóstico forman parte del equipo dedicado al cuidado integral de su salud.

Dentro de este concepto global, es bueno considerar cómo organizar correctamente el flujo de pacientes. Entre los que tienen turno, los que no lo tienen y las emergencias, se hace necesaria una correcta categorización, un protocolo de atención, incluida una política de cancelaciones adecuada.

telerad_gestion_paciente

En un momento en el que la comunicación directa a través de las redes sociales y otras plataformas para compartir información está tan difundida, tampoco sería mala idea abrirse a los comentarios de los pacientes, así sean adversos. Los médicos deberían comprender que la interacción con el paciente se limita, cada vez menos, al consultorio en sí. Más que una táctica de marketing, la “transparencia” produce una franca mejora de la atención.

Por otro lado, hay un concepto que cualquier empresa moderna u organización no puede dejar de lado: la mejora continua. Ya no es suficiente con actualizar los equipos existentes y mantenerlos en buen estado, ni contar con profesionales calificados. El foco principal debe ser el bienestar del paciente. En ese sentido,  las grandes incorporaciones en los últimos tiempos se relacionan con la telemedicina y puntualemente con la teleradiología.

Finalmente, no podríamos hablar de mejora continua si no se realizara un análisis permanente de los resultados de las prácticas implementadas. La correcta infraestructura tecnológica ayuda a que se pueda acceder a toda la información sobre el paciente y su actividad en el Centro de forma rápida y precisa. Un correcto análisis, seguido de una política de ratificaciones y/o correcciones se impone cada vez más. 

Por supuesto, que éstas son solo algunas de las buenas prácticas. Cada Centro debe encontrar, además de las comunes, aquéllas propias a su tipo de servicio, de pacientes, de comunidad en la que está inserto y, sobre todo, del tipo de negocio que busca construir teniendo en cuenta sus diferenciales específicos.


Conozca mucho más sobre la gestión de un centro de diagnóstico por imágenes consultando con un especialista:

Conocer más...