info@teleradweb.com.ar

Av del Libertador 2442, 4º, Olivos (B1636DSR) - Buenos Aires, Argentina

O. (+54) 11 4711 8790


Revisión de conceptos para el análisis de lesiones hepáticas

Siempre es necesario realizar una revisión acerca de cuáles son los aspectos que tienen que tenerse en cuenta a la hora de elevar un diagnóstico radiológico. Es por ello que dedicamos un webinar a la recapitulación de los modos de abordaje de las imágenes en lesiones hepáticas y a recordar cuál es la información que cada tipo de muestra proporciona.

De esta forma, será más sencillo saber qué buscar y qué estaría faltando para lograr determinado tipo de reconocimiento.

higado_anato

A modo de introducción se formula la pregunta acerca de qué deben saber los radiólogos sobre el hígado, para que puedan realizar su trabajo de manera eficiente. Las diferentes metodologías diagnósticas disponibles requieren diversas formas de aproximación.

En este sentido, se hace referencia a la ecografía que resulta un método tan útil como económico y que, al ser accesible, se encuentra en la mayor cantidad de los centros de diagnóstico. Sin embargo, la precisión e imágenes que pueden proporcionar las tomografías computadas y las resonancias magnéticas siguen siendo superiores al momento de dictaminar un diagnóstico.

Revisando la anatomía del hígado, además de su ubicación, se reconoce en él la presencia de cuatro líneas de células: hepatocitos, epitelio biliar, tejido mesenquimático y tejido del sistema retículo endoplásmico. Otro aspecto para recordar del hígado es la doble irrigación. Sigue una irrigación a través de la vena Porta en un 80% y sólo un 20% a través de la vena hepática. ¿Por qué recordar estas cuestiones de funcionamiento resulta indispensable? Porque, puede suceder que en algunas patologías la segregación vaya cambiando, por ejemplo, y como radiólogos tenemos que estar atentos a esos cambios en las enzimas a través de la arteria hepática.

Otro concepto a recordar haciendo hincapié en el sistema venoso portal es que el hígado es asiento de metástasis. Uno de los patrones de diseminación de las metástasis es hematógeno y justamente llegan a través del sistema venoso portal. Así, resulta un órgano muy importante a informar sobre todo cuando se está revisando a un paciente oncológico.

telerad_sistema_venoso_portal

 

La tecnología utilizada

En relación con los aspectos técnicos se debe mencionar que existen diferentes tipos de tomógrafos. En algunos lugares todavía existen tomógrafos axiales computados pero la tecnología helicoidal hace que podamos ver el mejor detalle en el estudio del hígado. Con respecto a la resonancia magnética, hoy existen equipos de alto campo rápidos y equipos de diseño abierto de bajo campo. Para un paciente hepático elegimos un equipo de alto campo que tiene habitualmente más definición que un equipo de bajo campo. Los contrastes que deben ser utilizados son el yodo y el gadolinio.

Cuando se estudia el trastorno hepático, el estudio sin contraste es de baja intensidad porque no va a mostrar las lesiones que queremos ver, por lo que, una de las conclusiones es que el estudio de la patología hepática debe ser realizado mediante estudio por contraste endovenoso.

Con respecto al contraste utilizado en resonancia existe el gadolinio por vía endovenosa. Es un medio de contraste que tiene un rasgo terapéutico alto, prácticamente no tiene condiciones adversas. Sin embargo vale aclarar que hay cierta contraindicación del uso de gadolinio en pacientes con insuficiencia renal severa por la fibrosis sistémica nefrogénica. Sabemos también, que existen medios de contraste específicos para hígado que no se comercializan actualmente en algunos países como Argentina.

 

telerad_higado_tecnologías

 

Lesiones hepáticas benignas y malignas: su detección

Entre las lesiones hepáticas que pueden encontrase hay una clasificación que resulta de lo que en el análisis se detecte. De esta manera se pueden encontrar lesiones hepáticas benignas y lesiones hepáticas malignas. En cualquiera de los casos, el radiólogo tiene que asumir un rol y un protocolo de observación para la detección.

Los radiólogos, cuando nos sentamos a ver un estudio, tenemos tres cosas en cuenta:

  1. La detección de las lesiones
  2. Localizar las lesiones es decir, indicar dónde están ubicadas
  3. El más difícil: caracterizarlas.

Esos son tres conceptos claves y las tres etapas van de la mano: si yo no detecto una lesión, claramente no voy a poder caracterizarla, por ejemplo.

Lo que se busca lograr es un diagnóstico definitivo no invasivo. Luego, de dividir las entidades, si son quirúrgicas o no quirúrgicas y siempre tratando de diferenciar lo benigno de lo maligno.

lesiones

Para concluir es importante recordar que los radiólogos debemos contar con la información clínica adecuada. Resulta fundamental saber si el paciente está expuesto a drogas, alcohol, si ha tomado anticonceptivos, si padece una cirrosis, etc., porque de esa forma será más precisa la búsqueda de la lesión que esa causa le puede generar.

En Telerad, somos una empresa pionera de teleradiología en Latinoamérica, que cuenta con médicos especialistas y de amplia experiencia. ¿Le gustaría conocernos? Ofrecemos 10 informes gratis.  

 

 Quiero solicitar una prueba