info@teleradweb.com.ar

Av del Libertador 2442, 4º, Olivos (B1636DSR) - Buenos Aires, Argentina

O. (+54) 11 4711 8790


El crecimiento de la teleradiología en el siglo XXI

Como responsable del diagnóstico por imágenes dentro de un centro de salud o responsable de un centro dedicado a diagnóstico por imágenes, tal vez se sienta apabullado por la velocidad con que la tecnología en la medicina avanza. Como bien sabemos, estos avances impactaron en la totalidad de los ámbitos de la sociedad y el de la salud, por supuesto, no fue la excepción.

La telemedicina es la capacidad de ofrecer servicios sanitarios a distancia por medio del uso de TICs; impulsada por la digitalización se expandió, a lo largo de los años, a más etapas del proceso de atención y hacia zonas geográficas más amplias. En la actualidad ayuda a realizar consultas, diagnósticos, tratamientos y hasta cirugías en cualquier lugar del planeta. Más aún, está influyendo en el planeamiento de los sistemas integrales de salud.  ¿Qué sucedió en la práctica radiológica o de diagnóstico por imagen?  

¡La teleradiología! O sea, la posibilidad de enviar las imágenes en forma digital desde la locación de captura a otro espacio físico, donde se encuentra el profesional que las interpreta o consulta. Se trata de compartir información, muchas veces inmediatamente, para mejorar la atención del paciente. Es una de las áreas más relevantes de la telemedicina y ha evolucionado rápidamente, comenzando con sistemas televisivos y computacionales rudimentarios, hasta equiparse con la infraestructura sofisticada y compleja que conocemos hoy.

telerad_innovation2

Los radiólogos aumentaron su utilización al comienzo del nuevo siglo avanzando a pasos agigantados. Analizando de cerca la situación y según la revista AJR (American Journal of Roentgenology) sobre el crecimiento de la radiología a distancia en los EEUU entre los años 2003 – 2007, podemos decir que:      

  • En 2003, el 15% de las prácticas radiológicas se hacían por teleradiología externa      
  • En 2007 aumentaron a 44%: servían a la mitad de los hospitales de EEUU
  • El 90% de las prácticas en los suburbios de pequeñas ciudades usaban horas externas de teleradiología

El aumento se debió en parte al alivio que generaba fuera del horario normal de atención; fue importante para todas regiones geográficas, los tipos de locación, prácticas y tamaño de equipos. Los equipos pequeños de radiólogos tenían más probabilidades de usarla aunque, los equipos grandes también lo hacían. En el año 2010, según otro estudio de la American College of Radiology, su penetración en EEUU alcanzó el 50%. 

En términos monetarios, la consultora Grand View Research indicó que el mercado global de radiología a distancia representó en el 2016 $1,800 millones de dólares y se espera que crezca en una tasa anual compuesta de 21,5% hasta el 2024. La región que domina la industria es Norte América, con un share por encima del 40%, gracias a las facilidades en cuanto a estructura sanitaria, velocidad de internet y una proporción considerable de gasto público en salud.

telerad_ris3-011051-edited

A nivel mundial, el uso de archivos digitales o PACS, la estandarización de las imágenes médicas en formato DICOM y la gestión de la información mediante RIS o HIS permitieron acrecentar la práctica de la radiología a distancia, tanto en cantidad como calidad. Asimismo, colaboró el incremento de la demanda de estudios de diagnóstico por imagen en paralelo con la escasez de radiólogos para cubrirla, en particular aquellos especializados. Esta necesidad se relaciona también con el crecimiento en la cantidad de estudios de emergencia en zonas rurales y, en general, estudios de control de enfermedades tales como el cáncer de mama, colon, o de trastornos crónicos como la osteomielitis y hasta la celulitis.        

En relación a los segmentos teleradiológicos, se acostumbra dividir en tomografía computada (CT), rayos-x, ultrasonido, imágenes de resonancia magnética (MRI), medicina nuclear, mamografía y ecocardiograma. Siguiendo los datos de la misma consultora en 2015, los rayos X dominaban el mercado, con un ingreso de más de $500 millones de dólares, sobre todo por la rentabilidad de los estudios sin placa.

Otros sectores que se evidenciaron como potenciales de crecimiento fueron el ultrasonido y la tomografía computada. Tanto hospitales como clínicas, centros quirúrgicos ambulatorios o centros radiológicos privados agilizan, perfeccionan y complementan sus procesos de atención con teleradiología. Invierten en unidades de videoconferencia, almacenamiento y reenvío de imágenes, que sirven para tele-diagnóstico, tele-consulta y tele-monitoreo.

 

telerad_office

Los beneficios principales obtenidos son los siguientes:

  • Mejor eficiencia de trabajo, aumento de la capacidad de diagnóstico.      
  • Disminución de costos y tiempo de espera para el paciente, sobre todo en situaciones de emergencia.
  • Conocimiento colaborativo, mejor comunicación profesional y trabajo en red.
  • Fácil archivo, manejo y movimiento de los estudios.
  • Gran capacidad de almacenamiento sumado a la centralización de la información que permite su control de forma integral.
  • Procedimientos más ecológicos.
  • Mayores servicios en lugares de difícil acceso físico o con poco personal.
  • Atención de calidad, especializada 24/7.

Una tendencia innovadora en el área es la implementación de la nube (cloud computing). Servidores online, que no se ubican en estructuras informáticas propias de las organizaciones sanitarias. Esto evita la dependencia en términos de ubicación o sistemas fijos, los datos se vuelven asequible para cualquier radiólogo, sin limitaciones espaciales o temporales y solo teniendo acceso a la red. A su vez, se logra evitar la duplicación innecesaria de información siendo más simple, automatizada, tanto en la gestión como en el control.    

En Latinoamérica la aplicación de la teleradiología está llegando a lugares antes impensados. En septiembre del 2017, por ejemplo, se inauguró el servicio en el Hospital Regional Virgen de Fátima en la ciudad de Chachapoyes, en el Amazonas peruano. También conocemos los casos de pequeñísimas clínicas en el sur patagónico de Argentina que han adoptado la teleradiología como la alternativa para brindar servicios de calidad.

Con los continuos avances en e-salud, la actividad tiene un futuro promisorio que ya estamos transitando a gran velocidad. Un equipo de especialistas en diagnósticos por imágenes, puede ser parte de su equipo virtual. 

Lo invitamos a conocer más:

Quiero solicitar una prueba