info@teleradweb.com.ar

Av del Libertador 2442, 4º, Olivos (B1636DSR) - Buenos Aires, Argentina

O. (+54) 11 4711 8790


Educación digital en medicina: ¿queda mucho por hacer?

Desde que la educación digital se empezó a desarrollar, ha ido incrementándose con gran aceptación en el área de la salud. Hoy, es posible hablar de una convivencia, un complemento y hasta, a veces, superioridad de este tipo de formación por sobre la educación presencial.

En verdad, cada forma de enseñanza tiene sus ventajas y desventajas, pero lo que sí es cierto es que el mundo digital gana terreno en todos los aspectos de la sociedad. 

telerad_iconoweb_teleducacionLas causas del desarrollo de la teleducación son variadas pero, en su mayor parte, se debe a que la apertura de las fronteras territoriales permite compartir contenidos, experiencias y saberes en primera persona, que de otra manera no hubieran podido abordarse.

El viaje a un curso o congreso internacional, no es algo que se realice todos los días o semanas. Sin embargo, acceder a casos o charlas de médicos internacionales cotidianamente es algo que sí posibilita el mundo digital

En el caso de la salud, la actualización constante es una realidad y permite acompañar los avances que se imponen de una manera cada vez más acelerada.

 

[Lea también: Los beneficios de la teleducación en salud]

 

Los modos más comunes de enseñanza digital son las plataformas de e-learning o cursos virtuales, aunque las últimas tendencias se relacionan también con el streaming, las aplicaciones móviles o las redes sociales. 

 

  • ¿Cómo se usan las redes para la formación médica?

Según un estudio publicado en The Journal of Multidisciplinary Healthcare, en Arabia Saudita, los radiólogos de John Hopkins Autumn Michael Healthcare se han destacado por dar uno de los primeros pasos, comenzado a utilizar las redes sociales con fines educativos. Esta acción se consideró un gran avance, ya que solamente en los Estados Unidos se había desarrollado hasta el momento.

telerad_radiologaEn función de dicho hallazgo, se avanzó con la investigación sobre el uso de las redes para la formación académica en salud y como resultado se evidenció que quienes más aprovechaban este recurso eran los radiólogos, en comparación con el resto de las especialidades.

La posibilidad de intercambio y exposición de imágenes sobre determinadas patologías, profundiza el avance y análisis de ciertos diagnósticos como nunca se había podido potenciar hasta el momento.

 La influencia de estas nuevas tendencias es tal que en Canadá, por ejemplo, ya se está buscando adaptar los planes de estudio para que contemplen las redes como entorno dinámico de formación.

Consideramos que este cambio es importante, ya que con el desarrollo de nuevos espacios de aprendizaje tecnológico, la transmisión e incorporación del conocimiento también se transforman de manera positiva: son ámbitos colaborativos e introducen muy fuertemente la proactividad y la participación constante.

 

[Lea también: Telegestión y teleducación en diagnóstico por imágenes]

 

  • ¿Qué sucede en Argentina?

La educación virtual es un hecho en Argentina. Numerosos ámbitos dan cuenta de la posibilidad de hacer capacitaciones a través de plataformas, aunque la incorporación de las redes sociales como zona de interacción académica aún está en desarrollo.

telerad_argentina

Desde el año 2011 se vienen analizando las necesidades educativas en el ámbito de salud, como lo especifican Brailovsky y Centeno es sus estudios sobre las tendencias de la educación médica. Ambos expresan que “Se admite de más en más que la educación médica debe renovarse si se desea seguir el ritmo de las transformaciones de la práctica médica y adaptarse a la mejor comprensión que se tiene de los procesos de adquisición de los conocimientos”. Asimismo, auguran que se espera un futuro de éxito a través de los “modelos mixtos de aprendizaje”

En función de todo lo observado, reconocemos que queda mucho por hacer, pero desde TELERAD ya nos sumamos a la transformación.

Recordamos también que no se trata únicamente de incorporar tecnología, sino de desarrollar un cambio de paradigma en el aprendizaje. Se requiere la instalación de un proyecto constructivista, donde quien aprende, además, construye el conocimiento a través del intercambio de información.


Manos a la obra: lo invitamos a que acceda a alguna de nuestras clases gratuitas sobre diagnóstico por imágenes:

Acceder a la biblioteca