info@teleradweb.com.ar

Av del Libertador 2442, 4º, Olivos (B1636DSR) - Buenos Aires, Argentina

O. (+54) 11 4711 8790


Diagnóstico por imágenes en la prevención del cáncer de mama

Corría el mes de octubre de 1983 y en Texas, Estados Unidos, se desarrollaba una movilización por las calles para promover la conciencia y la detección temprana del cáncer. Esta, fue la primera manifestación que torció el rumbo de la historia y a partir de ese momento, cada año y en múltiples zonas del mundo, se realizan eventos durante dicho mes sensibilizando sobre el cáncer en general e incentivando la prevención del cáncer de mama en particular. 

Fue casi una década después, en 1991 cuando la fundación Susan G. Komen obsequió, por primera vez a los participantes de una carrera en la ciudad de Nueva York, el distintivo listón o moño rosa en alusión a las sobrevivientes del cáncer de mama. Una lucha y un emblema se vincularon para que, año tras año se realizaran acciones concretas con ese símbolo para promover principalmente, pero entre otras cosas, que las mujeres realicen sus estudios de control para la detección temprana. 

 

Celeridad en la detección y rápida intervención

Dado que las causas del cáncer de mama son en general desconocidas y tampoco se sabe a ciencia cierta cuáles son las formas de prevenir esta enfermedad, se reconoce en la detección precoz una alternativa valorable para la reducción de la mortalidad. Gracias a las campañas de visualización, un gran porcentaje de la población tiene en cuenta los controles regulares. Aunque, por supuesto, hay mucho que trabajar permanentemente. 

Entre las prácticas más comunes para el diagnóstico del cáncer de mama se encuentran la mamografía, la ecografía y la resonancia magnética. Es sabido que la interpretación de la imagen mamográfica permite detectar tumores muy pequeños, lo que brinda la posibilidad de realizar tratamientos efectivos descartando casi por completo la mutilación. Sin embargo, la ecografía se utiliza como un recurso complementario posterior, sobre todo en mujeres con mamas densas o fibrosas.

telerad_cancer_mama2

Por su parte, la resonancia magnética es la más recientemente incorporada a este conjunto de tecnologías para la detección del cáncer de mama y se la considera sumamente eficaz, aunque su uso suele ser más restringido.

La selección de uno u otro tipo de estudio para el diagnóstico dependerá de las decisiones de los profesionales de salud y también de la disponibilidad que haya en los centros radiológicos. Frente a esta situación, y con el objeto de ofrecer una gama más amplia de soluciones médicas, se encuentra disponible la alternativa de la teleradiología, sobre todo en lugares donde es relativamente fácil incorporar artefactos tecnológicos pero es difícil encontrar profesionales especializados. 

Durante el mes de octubre, por la constante concientización, aumentan las consultas de los pacientes y, en consecuencia, las órdenes de estudios de diagnóstico se incrementas. En momentos como estos en que determinados factores pueden hacer "estresar" el sistema de atención, la teleradiología también es una buena opción. Cumplir con la demanda en tiempo y forma implica, no solo en el cáncer de mama, ganarle tiempo a la enfermedad. Porque el diagnóstico es el primer paso para la cura. 

 

[[ Tal vez, también le interese leer:
La inmediatez es un requisito preponderante en diagnóstico por imágenes ]] 

 

Tecnología, prevención y buenos resultados

Según la Organización Mundial de la Salud "el control integral del cáncer abarca la prevención, la detección precoz, el diagnóstico y tratamiento, la rehabilitación y los cuidados paliativos", y determina que la detección precoz sigue siendo “la piedra angular del control de este tipo de cáncer”.

Telerad teleradiologia telemedicina

El avance de la tecnología en equipos de diagnóstico aumentó la posibilidad de una detección temprana del cáncer de mama y un consecuente tratamiento. Según el Journal Of The American Medical Association, el resultado fue que las muertes por cáncer de mama se redujeron un 63% en el año 2012, frente a apenas un 37% en el año 2000. El mismo informe indica que uno de los mayores avances en las pruebas de detección del cáncer de mama fue, sin dudarlo, la incorporación de la mamografía digital, que ofrece imágenes más limpias y que facilita el diagnóstico.

En ese mismo sentido, el doctor Hayes, expresidente de The American Society of Clinical Oncology, también ha sumado su voz de experiencia a esta causa. Expresó que la detección temprana mejora el tratamiento sistémico y que los programas de pruebas de detección son, por consiguiente, una buena política de salud pública.

En TELERAD nos sumamos a esta campaña de concientización e invitamos a todos los radiólogos a hacer lo mismo. Frente a una de las peores enfermedades existentes, por su dificultad en la cura y por la gran cantidad de personas que la padecen, como profesionales jugamos un papel más que crucial.

Desde todos nuestros servicios, estamos a disposición de los centros de salud comprometidos con la mejora continua en la atención del paciente. Aportamos lo que necesita para poder afrontar una recepción masiva de personas, que buscan acceder a diagnósticos rápidos y efectivos. 

¿Qué me puede aportar la teleradiología?